¿Te ayudamos? +34 965 80 49 27
0 elementos English EN German DE Spanish ES
Seleccionar página

Si has leído alguna vez el envase de una bombilla cualquiera, habrás advertido que la potencia eléctrica (en vatios) tan solo es una de las muchas características a tener en cuenta antes de comprar el producto. Veremos, entre otros datos de interés, color de la luz según su temperatura (en kelvin), la duración aproximada en horas y su grado de eficiencia energética según la escala europea, desde A++ hasta E. También, desde hace ya unos años, se incluye una nueva unidad de medida: los lúmenes (Lm).

La potencia luminosa es tan importante como la eléctrica, y para saber qué bombilla es la que mejor se adapta a nuestras exigencias debemos empezar por conocer esta información. La escala funciona de manera proporcional: a mayor cantidad de lúmenes, más intensa será la luz que llene la estancia. En el caso de las bombillas led, hay una fórmula establecida por los fabricantes para conocer la cantidad de lúmenes reales que posee. Dicho número se obtendría al multiplicar el número de vatios por 70, aunque esta operación está empezando a quedarse desfasada en algunas con vataje superior.

No existe una forma exacta de definir el número de lúmenes necesarios para cada entorno, ya que dependerá de multitud de factores como el tamaño de la habitación, la cantidad de recovecos que tenga, la altura del techo respecto al suelo, la combinación de colores utilizada en las paredes, el tipo de lámpara y las necesidades específicas de cada usuario.

Por otro lado, tendremos que dominar el concepto de luminancia. Esta se mide en lux: se llama así a la sensación de luminosidad en una sala concreta, y se obtiene al dividir lúmenes entre metros cuadrados (Lm/m²). Por ejemplo, si empleamos una Philips E27 de luz blanca cálida de 7 W en un espacio de 30 m², el nivel de iluminación será de 16,33 luxes.

Asimismo, debemos conocer un tercer término: el de candelas (cd), que indica la intensidad luminosa. Esta unidad de medida nos obliga a fijarnos en los usos recomendados de cada bombilla. Una luz focalizada podría servir para destacar elementos decorativos o iluminar zonas de lectura; en cambio, otra con mayor apertura será ideal en grandes espacios.

 

Déjate guiar por la voz de la experiencia, confía en Decolamp. Más de 30 años de actividad empresarial en el sector nos avalan. Te ayudamos a elegir el producto que más se adapta a tus necesidades de entre las mejores casas del mundo, y siempre con una sonrisa.

Visita nuestra tienda y descubre todo lo que podemos ofrecerte.

A %d blogueros les gusta esto: