¿Te ayudamos? +34 965 80 49 27
0 elementos English EN German DE Spanish ES
Seleccionar página

Por muchas que hayamos visto, siempre nos fascinan y sorprenden a partes iguales: hablamos de las ilusiones ópticas, pequeños retos visuales que ponen a prueba nuestra percepción. El efecto se solapa con la realidad y hay que estar muy atento para percibir el engaño. Unas veces aprovechan el estrés de la retina al exponernos a un deslumbramiento o mirar un objeto al que la vista no puede adaptarse; y otras, fuerzan una interpretación errónea por parte del cerebro: hacen trampas con dos alternativas de percepción no simultáneas, deformaciones u objetos imposibles, por ejemplo.

La pasión por estos juegos visuales ha tenido su reflejo en el mundo de la iluminación, dando vida a las famosas lámparas 2D/3D. Esta curiosa invención consta de una base de madera (abedul, en origen) o plástico para los circuitos eléctricos y un cristal acrílico plano con malla de alambre que se ilumina al ponerla en marcha, haciendo posible el efecto óptico. Otro punto a su favor es que, además, funciona mediante luces led: esto significa que obtendremos 50.000 horas de luz frente a las 1.200 de una bombilla al uso o 10.000 de otra de bajo consumo. Además, las placas son intercambiables y realmente baratas.

Los modelos originales surgieron en la ciudad de Tel Aviv (Israel). Sus creadores son Studio Cheha, e hicieron posible el proyecto gracias al éxito de su campaña de crowdfunding en Kickstarter. En solo tres días, más de 1.800 personas aportaron un total de 111.854 £ (127.405,06 €); más del 60% de la meta se había recaudado ya durante la primera jornada.

Aunque las primeras lámparas 2D/3D abarcaban solo luz amarillenta o blanca, el aumento de su popularidad trajo consigo otros colores aún más intensos como el azul, el morado o el verde chillón. Lo mismo ha sucedido con los diseños: las hay de objetos diversos como bombillas, despertadores, coches o calaveras; y también de animales y personajes de ficción propios del cine o los cómics: Darth Vader, El Castigador, Joker, etc.

Resultan ideales en dormitorios para reforzar la decoración de una determinada temática. También son una manera genial de ayudar a los pequeños a conciliar el sueño si tienen miedo a la oscuridad, ya que desprenden una luz muy agradable y relajante.

 

Déjate guiar por la voz de la experiencia, confía en Decolamp. Más de 30 años de actividad empresarial en el sector nos avalan. Te ayudamos a elegir el producto que más se adapta a tus necesidades de entre las mejores casas del mundo, y siempre con una sonrisa.

Visita nuestra tienda y descubre todo lo que podemos ofrecerte.

A %d blogueros les gusta esto: