¿Te ayudamos? +34 965 80 49 27
0 elementos English EN German DE Spanish ES
Seleccionar página

¿Gestionas un local gastronómico o tienes un restaurante integrado en tu negocio? Entonces, te interesará saber que la iluminación juega un papel importantísimo en la experiencia del cliente.

La luz no solo es una forma de energía que nos permite ver aquello que nos rodea. También influye sobre cómo lo interpreta nuestro cerebro, dependiendo de factores como la temperatura, el color y la intensidad de la fuente luminosa y su distancia y posición respecto al objeto. Esto es algo verificado por la neurociencia y aplicable a muchos ámbitos de la vida, como ya explicamos en una de nuestras entradas anteriores.

Escoger el tipo de iluminación es mucho más que elegir entre un modelo de lámpara u otro. Si de base es un aspecto relevante, en locales de restauración se torna crucial: el cliente que entra no solo busca comer, sino vivir una experiencia que deleite todos sus sentidos.

En referencia a la atmósfera, debes cuidar el aspecto de la concordancia con la decoración. Si el espacio central de tu restaurante está diseñado para transmtir una sensación de calidez y recogimiento, lo peor que puedes hacer es optar por luces frías e intensas. Estas serán adecuadas en lugares como la recepción, la cocina o los baños, pero en la zona de mesas has de elegir tonalidades cálidas. El amarillo gusta y son las luces rojas las que más sensación de relax provocan.

Asimismo, está demostrado por diversos estudios que el apetito del comensal varía con el tipo de luz. La blanca e intensa nos mantiene en estado de alerta y hace que seamos más responsables con nuestra alimentación. Por contra, un local con iluminación tenue lleva a consumir platos con menor conciencia: pedimos más y las calorías no nos importan tanto. Al mismo tiempo, y en relación con lo mencionado anteriormente, un restaurante más cercano al amarillo hará más probable que la clientela se relaje, hable y deje espacio entre bocado y bocado, comiendo menos cantidad.

Debes jugar con varios tipos de iluminación en el mismo local para buscar el resultado que mejor funcione con tu clientela. Así, puedes colocar lámparas colgantes sobre las mesas, focos pequeños para resaltar algún elemento decorativo y plafones en la entrada y los aseos. Por último, nuestro consejo es que busques modelos flexibles que te permitan regular la intensidad de la luz, ya que así podrás adaptarla a cada momento del día.

 

Déjate guiar por la voz de la experiencia, confía en Decolamp. Más de 30 años de actividad empresarial en el sector nos avalan. Te ayudamos a elegir el producto que más se adapta a tus necesidades de entre las mejores casas del mundo, y siempre con una sonrisa.

Visita nuestra tienda y descubre todo lo que podemos ofrecerte.

A %d blogueros les gusta esto: