¿Te ayudamos? +34 965 80 49 27
0 elementos English EN German DE Spanish ES
Seleccionar página

De todos es conocido que una mala iluminación en los espacios de trabajo puede generar malestares como agotamiento, estrés, jaquecas, fatiga visual… En este post te ayudaremos a mejorar la iluminación de tu oficina o negocio para, de esta forma, mejorar el ambiente de trabajo y con él la productividad de tus empleados.

Y es que las condiciones laborales están estrechamente relacionadas con el rendimiento de los trabajadores y un punto negativo puede ser una mala iluminación ya que puede perjudicar a la hora de realizar una determinada tarea afectando negativamente a la productividad.

Un hecho que está avalado por diversos estudios que certifican que se podría incrementar hasta un 5% la productividad gracias a una buena iluminación basándose en que un 68% de las personas encuestadas han sufrido alguna molestia debido a una mala iluminación.Hay que tener en cuenta que la iluminación tiene que apoyar al trabajador y por eso, ayudar a que desempeñe sus funciones.

¿Cómo mejorar esa iluminación?

Lo primero que hay que tener en cuenta es definir que actividad se realiza en la oficina en cada espacio de trabajo, no será la misma iluminación para funciones delante de un ordenador como de una tienda de cara al público. Al igual que no todas las estancias son iguales y, por tanto, no pueden estar todas iluminadas igual.

En Decolamp te asesoraremos de qué tipo de iluminación necesitas para cada espacio de trabajo ayudándote a mejorar el tipo de actividad visual para ese espacio de trabajo en concreto.

Es fundamental aprovechar la luz natural pero en ocasiones resulta imposible e incluso en vez de ayudar puede perjudicar con deslumbramientos o aumento de la temperatura. Por ello, te recomendamos que utilices luces regulables para controlar la iluminación artificial junto con la natural.

La iluminación blanca es la recomendable para los espacios de trabajo ya que incrementan la concentración y la productividad, si la iluminación es amarilla ocurre el efecto contraria. Por el contrario la iluminación del techo debe estar dirigida al puesto de trabajo de forma oblicua si disponemos de un ordenador, la vista a la pantalla tiene que estar paralela a los focos de luz.

Si por el contrario disponemos de una tienda, la dirección cambia y tendremos que iluminar nuestros escaparates y el mostrador  de atención al cliente.

Déjate guiar por la voz de la experiencia, confía en Decolamp. Más de 30 años de actividad empresarial en el sector nos avalan. Te ayudamos a elegir el producto que más se adapta a tus necesidades de entre las mejores casas del mundo, y siempre con una sonrisa.

Visita nuestra tienda y descubre todo lo que podemos ofrecerte.

A %d blogueros les gusta esto: