10% dto con el código ILOVEDECOLAMP salvo la marca AJP que es descuento directo de 9,95€ utilizando ILOVEAJP
¿Te ayudamos? +34 965 80 49 27
0 elementos English EN German DE Spanish ES
Seleccionar página

Las luces de colores siempre se han asociado a celebraciones y fiestas como un elemento decorativo para crear ambientes más auténticos, siendo un adorno de quita y pon. Pero la realidad ha cambiado: cada vez más negocios y particulares deciden mantenerlas todo el año, con el fin de modificar la percepción del espacio sin recurrir a cambios reales. Es decir, que suponen un ahorro considerable de tiempo y dinero. Por lo general se colocan en focos auxiliares, de manera que puedan intercambiarse por luces con temperaturas de color más usuales.

Estas curiosas bombillas son eco-frendly, pues maximizan la potencia gastando lo mínimo posible. Esto es posible gracias a sus leds de última generación, que también se calientan a un ritmo muy bajo respecto a los bulbos incandescentes y los halógenos. Asimismo, su tiempo de vida es muy superior. Y no son las únicas ventajas…

Dentro de las bombillas de colores podemos distinguir entre las estáticas y las inteligentes. En cuanto a las estáticas, como su nombre indica, se compran con el color ya determinado. Las más especiales, sin duda, son las segundas: a través de una app móvil o un mando a distancia (incluido en la caja del bulbo), permiten variar el color (y el brillo) tantas veces como queramos. Algunas nos dan total libertad y otras, opciones limitadas a elegir.

Respecto al precio, la diferencia entre ambos tipos es notable. Las bombillas led estáticas cuestan lo que una normal, o como mucho un par de euros más. Las de alternancia cromática pueden ir de los ocho a los sesenta euros según la marca y sus posibilidades. Aún así, continúan siendo mucho una opción mucho más económica que pintar las paredes.

Pasando a una aplicación más comercial, habría que mencionar los tubos fluorescentes y los paneles luminosos. Triunfan, sobre todo, en locales como pubs y afters para iluminar las bebidas y el exterior de la barra. De igual manera, son una opción excelente para hoteles: en las propias habitaciones, en los focos de una piscina exterior… De esta manera, se consiguen crear lugares en los que se da pie al bienestar del cliente. Por lo general, suelen utilizarse colores intensos, eléctricos. Azules y rosas chillones o violetas, y en bares incluso se pueden ver amarillos y verdes. ¡Hay para todos los gustos!

Hotel Wanderlust de Singapur.

Nexo Bar de Elche (Alicante).

Déjate guiar por la voz de la experiencia, confía en Decolamp. Más de 30 años de actividad empresarial en el sector nos avalan. Te ayudamos a elegir el producto que más se adapta a tus necesidades de entre las mejores casas del mundo, y siempre con una sonrisa.

Visita nuestra tienda y descubre todo lo que podemos ofrecerte.

A %d blogueros les gusta esto: